Entrevista a Miguel G. San Pedro

¡Muy buenas y bienvenidos de nuevo a CazandoLuz! Hoy tenemos a un gran fotógrafo y amigo con nosotros. Él es, Miguel, el fotógrafo con la teoría «de las tres cosillas». Y es que cuando le enseñas una foto…. ¡siempre le ve tres cosillas!

Resumiendo mucho, Miguel es un tio muy majo que siempre que pueda te dará su opinión y te ayudará. Estamos super orgullosos de poder contar con él en nuestro Telegram. Así que, os dejamos su ficha para que le pongáis cara y unos enlaces para que conozcáis su «trabajazo».

Miguel G. San Pedro.

CL: Hola, muchas gracias por aceptar nuestra entrevista. ¿Cómo estás? Cuéntanos un poco sobre ti para aquellos que no te conozcan o no sepan mucho sobre ti. ¿Qué tipo de fotografías practicas?

Hola a todos. Antes de nada, agradeceros que contéis conmigo para esta entrevista. Viendo los fotógrafos que han participado en las anteriores, no sé muy bien qué hago aquí. Aun así, muchas gracias.  

Hablar de uno mismo nunca es fácil, pero, resumiendo mucho, os diré que soy Biólogo ambiental de carrera y fotógrafo retratista de profesión. Sí, lo sé, nada que ver. 

Llevo muchos años haciendo fotos. Desde mi primera cámara, una mítica Instamatic de Kodak de negativo cuadrados, regalo de comunión. Desde el primer momento la fotografía me enganchó y con el tiempo fueron llegando algunas cámaras réflex de marcas míticas cómo Yashica o Minolta. De eso hace ya…madre mía… muchos años. Obviamente fue solo por entretenerme, nada artístico, pero siempre me ha acompañado una cámara de fotos. 

Todo lo que aprendía era de forma autodidacta, pero en 2011, tras un año “sabático” viajando por Europa, decidí aprender Fotografía en serio. Cursos de fotografía de paisaje no conocía, así que decidí apuntarme a un curso profesional de fotografía para aprender a iluminar en estudio. Aquellos meses en la escuela EFTI fueron muy motivadores. No sólo por lo que aprendí, sino por estar rodeado de gente con mi misma inquietud por la fotografía. En un ambiente creativo, todos crecemos de algún modo. Gracias a aquel curso, un tiempo después, pude dar un giro profesional a mi vida. 

CL: Sabemos que te gusta mucho el paisaje, pero también sabemos que hay otros estilos que te gustan. ¿Nos cuentas un poco que tipo/s de fotografía te gusta?

La fotografía que más realizo es el retrato por trabajo, pero la que más disfruto y la que comparto en redes, es la fotografía de Paisaje. Es mi gran debilidad, donde puedo unir mi pasión por la fotografía con la que siento por la Naturaleza. 

De todas formas, me considero un fotógrafo algo atípico porque me gusta todo tipo de fotografía. Me encanta la fotografía de fauna y flora, las fotos 360, la fotografía macro… Pero también disfruto mucho trabajar en estudio y jugar con las luces y los modificadores…

En fin… resumiendo…me gusta la Fotografía. Con mayúsculas. 

CL: Cuéntanos un poco sobre tus referentes en el mundo de la fotografía.

Hablar de referentes en un país como el nuestro es complicado porque hay un altísimo nivel fotográfico y seguro que me olvido de alguno y se molesta ☺, pero… me voy a mojar. 

Entiendo como referentes a fotógrafos en los que inspirarse y en formadores de los que aprender señalaría a Javier Martínez Morán, Héctor Ballester, Merce Hernando, Laura Gómez, Fina León, Juan Solís, Iván Ferrero, Antonio Prado, Mattia Bichi, Dan Zafra, Julio Castro, Javier de la Torre, Mario Carvajal, Félix Capote, José D. Riquelme,  Juan López, Paco Farero, Antonio Liébana, … los grandes José Benito, José María Mellado… En fotografía en estudio, a Antonio Garci, Jon Hernández, Edu López, … Desde el extranjero, Enrico Fossati, Ryan Dyar,  Daniel Kordan, Steve McCurry, Ami Vitale, … Hay demasiados para nombrarlos a todos. Disfruto aprendiendo de todos ellos. 

CL: ¿Qué necesita tener una fotografía para que te guste?

Armonía. Alcanzada a través de la composición, momento y edición. En ese orden. Todo esto es muy subjetivo, pero siempre, las grandes fotografías, cumplen uno o varios de esos criterios. 

Hace tiempo, cuando me propuse mejorar y dejar de hacer “fotos de recuerdo”, lo que me planteé es “hacer fotos que pondría en la pared de mi casa”. Con esa premisa, el número de fotos bajó radicalmente, los encuadres me los pensé mucho más y poco a poco, la calidad empezó a subir. Obviamente, no siempre logro cumplir ese criterio, pero también es verdad es que cada vez me he vuelto más y más exigente. Las paredes de mi casa siguen casi vacías, por cierto. 

CL: ¿Qué consejo le darías a alguien que está empezando?

Que haga muchas fotos. Que no tenga miedo a experimentar, a jugar con los diales de la cámara, que pruebe de todo. Que salga y practique. Sin agobios. Es bueno fijarse en los demás para ver hacia dónde queremos ir (y donde no). Pero se trata de disfrutar. De ir aprendiendo poco a poco. Que haga fotos, sin miedo, que en digital disparar es gratis…y que no tenga miedo a equivocarse. 

Y esto último es muy importante y se une a lo siguiente. Que seamos críticos con nuestro trabajo. Está muy bien los likes y la aprobación externa, pero en nosotros debemos tener a nuestro mayor crítico.  Sólo siendo crítico y aceptando las críticas constructivas, podemos mejorar. 

Me estoy haciendo famosos por mi teoría de “las tres cosillas” (jajaja). Pero es que creo sinceramente que todas las fotos son mejorables. Por muy fotógrafo “pro” que seas. Y sobre esa premisa hay que analizarlas para conocer lo que funciona y lo que no. Composición, momento, edición, detalles que no aporten y distraigan… Analizarlo y tratar de aprender para la siguiente. 

Y otro consejo. Intentar aprender a “leer la foto”. Ser consciente de lo que tu ojo ve y por dónde se mueve al ver la foto, lo que le atrae, lo que le distrae…. Parece sencillo, pero no lo es. Requiere mucha práctica, pero os animo a intentarlo. 

CL: Sabemos que te gusta mucho la naturaleza y la montaña ¿Qué equipo fotográfico te llevas en la mochila cuando te vas de salidas fotográficas? ¡Tus mochilas son famosas por su tamaño y peso!

Tú lo has dicho. Mi equipo suele estar lleno, principalmente de “por si acasos”.

Lo que sí es fijo es la cámara D750, el objetivo 24-120 f4 de kit, que está muy bien para no ser una lente fija. El trípode y el 14-24 2.8mm. 

Mi problema es que, como os decía me gusta todo tipo de fotografía. Es fácil llevar el kit para hacer fotografía 360, algún teleobjetivo… o incluso algún flash de mano por si se me pasa por la cabeza experimentar con algún retrato. De momento mis espaldas aguantan…

CL: Pensamos que la fotografía de paisaje es una de las más complicadas para vivir de ella ¿Qué opinión tienes al respecto? ¿Algún consejo para todos esos que intentan hacer algo a nivel profesional?

Creo que sí es complicado dedicarse profesionalmente a ella, pero más que nada porque es complicado localizar al cliente potencial de esas fotografías de paisaje. En otros sectores está más claro quiénes son tus clientes. 

Por lo que veo, quien vive de la fotografía de paisaje lo hace más por la venta de cursos o realización de talleres y viajes fotográficos, que por las fotos que toman. Vivir solo de la fotografía de paisaje, es muy complicado. Si la combinas con viajes, blogs, venta en stock… lo puedes hacer (tenemos el ejemplo de Kike Arnaiz).  Pero la mayoría de la gente que conozco qué hacemos fotografía de paisaje, la hacemos principalmente por el placer inmenso de “estar allí” para hacerla. 

CL: Una de las cosas que más cuentan los fotógrafos son esas anécdotas que ocurren en muchas salidas. ¡Seguro que has vivido muchas! ¿Hay alguna que quieras contarnos? 

Algunas no las contaré por respeto a alguno de mis compañeros, prefiero ponerme en evidencia yo solo. Os contaré una con moraleja, si me lo permitís. 

Cuando comenzaba a tomarme la fotografía algo más en serio y antes de conocer otros fotógrafos con los que salir, intenté hacer mi primera vía láctea en las hoces del Río Duratón. Era mi primera noche que salía solo para hacer fotografía, por lo que escogí un lugar muy familiar para mí.  Lo tenía todo planificado. El sitio perfecto, total ausencia de nubes, el arco colocado con perfecta simetría, … 

Ya de noche, pero aún con tiempo hasta hacerse visible la vía, con la tranquilidad que te da tenerlo todo controlado, me dispuse a cenar uno de mis bocadillos preferidos de la infancia, chorizo con foie gras. Por aquello de haber vuelto a un lugar conocido desde pequeño. 

En ese momento veo, por el rabillo del ojo, que algo se movía y se escondió tras unas piedras. A pocos metros de mí.  Ahí empezó todo. Aquel lugar tan familiar, se fue tornando en un lugar lleno de incertidumbre y, en mi cabeza, llena de peligros. 

Intenté calmarme. Y cuando ya lo estaba logrando, unas piedras se desprendieron al lado contrario por el que me pareció haber visto algo antes, y vi otra sombra moverse. 

Lo supe entonces. No estaba sólo. De hecho… estaba rodeado. 

Creo que no llegué a tragar el último trozo de bocadillo. Recogí todo y subí ladera arriba rápidamente hacia el coche, que parecían haber alejado de mí. Con la frontal en la mano enchufando a todos lados pude ver varios pares de ojos brillando en la oscuridad. ¡Yo creo que aquella noche, hasta los corzos tenían colmillos!

Apenas llegué al coche, lancé la mochila dentro y arranqué de vuelta a Madrid. Por media hora me quedé sin Vía y sin postre… ¡pero viví para contarlo!

Ahora me suena absurda la idea de morir atacado por un zorrillo o una comadreja (os recuerdo que soy biólogo…). Más aún por un corzo. Sabía en aquel entonces que no había especies peligrosas allí… pero la noche en soledad, en mitad del monte, te hace ver las cosas de otro modo. 

Os prometí moraleja. Os dejaré dos. 

  • Si vas al monte de noche, no lleves foie gras. Su olor fuerte puede atraer a ciertos animales.
  • Si vas de noche, intenta ir siempre acompañado. Preferiblemente por alguien que corra menos que tú… por si viene a por vosotros algún corzo.  

CL: Hablemos un poco de tus proyectos fotográficos. Un pajarito nos ha chivado que hiciste una serie sobre simetrías hace un tiempo que no has sacado a la luz. ¿Estabas esperando a CazandoLuz para mostrarla?

Jajaja… más que pajarito, ¡quién os lo dijo, es un pajarraco! 

En la escuela EFTI comenzamos a trabajar por proyectos. Con un hilo conductor entre las fotografías. Para darle un sentido de conjunto, no sólo fotografiáis individuales. De hecho, éste proyecto por el que me preguntas fue mi proyecto fin de curso. Pero considero que aún está incompleto y quisiera trabajar más en él. El día que salga a la luz, seréis los primeros en saberlo. 

CL: Tienes una web muy interesante llena de fotones. Además, tienes artículos con reviews de productos a los que les das un toque formativo ¿Nos cuentas un poco dónde encontrarlos y a quién van dirigidos?

Llevo relativamente poco con la web (https://miguelgsanpedro.com), pero tras escribir el artículo de Filomena, me animé a realizar más artículos a los que quiero dar un toque formativo. 

Recientemente he empezado a colaborar con K&F Concept y voy comentando técnicas de fotografía aplicando los productos que me han ido mandando. No son artículos de reviews del producto. Para eso ya hay expertos como vosotros. Mi intención es explicar técnicas de una forma sencilla para aquellos que están empezando. Me llama mucho el área formativa y quiero darle ese enfoque a mis artículos. 

CL: Hemos visto tu serie de fotos sobre Filomena ¡Menuda pasada! ¿Qué tal fue esa experiencia? 

Fue la mas extrema experiencia fotográfica y de alta montaña que he tenido. Gracias a la previsión y planificación de Javier Martínez Morán pude disfrutar de aquella verdadera locura.  Con él recorrí las calles apocalípticas de Madrid.  La ventisca que había en la Gran Vía, la nieve amontonándose en el objetivo, los pies hundidos en la nieve por La Puerta de Alcalá… Son momentos, sonidos, sensaciones, que no voy a poder olvidar. 

Os invito a pasaros por mi web o la de Javier Martínez Morán, para haceros una ligera idea de cómo fue aquel increíble acontecimiento. 

CL: ¡Muchísimas gracias! Ha sido un placer para nosotros poder contar contigo en nuestra sección de entrevistas. Te deseamos lo mejor y esperamos vernos pronto en alguna salida fotográfica.

El placer es todo mío. Muchas gracias por contar conmigo para esta estupenda serie de entrevistas y, desde luego, nos vemos en alguna (o muchas, espero) salidas fotográficas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable CazandoLuz +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido.